Login


Recuperar mi contraseña



Foros Hermanos
Creative Commons License

COPYRIGHT© Saint Seiya: HOPE Generation is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Esta prohibido la reproducción parcial y total de esta comunidad.
Todo el contenido, imagenes, articulos son propiedad de sus respectivos autores.
Toda las Imagenes editadas por el foro son tomadas de www.zerochan.net, www.deviantart.com, www.tumblr.com.

Gráficos por el-cadejos y Saint Seiya Zone
Skin diseñado por Skaôi de Source Code

La trama pertenece a Airplanes, alias Signora di Cieli de Fanfiction.net. Todos los Derechos Reservados ©

{Atenea: diosa de la guerra justa} just call me Perseo.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{Atenea: diosa de la guerra justa} just call me Perseo.

Mensaje por Perseo el Jue Ago 16, 2012 6:23 pm

Nombre: Perseo Hemera Keaos.

Apodo: Percy, no tiene ninguno destacable, y no se consideran los insultos -merecidos o inmerecidos- con los que le han llegado a nombrar. Como dios@ recibe los títulos de dios@ de la guerra justa e inteligente, la sabiduría, la civilización, los humanos y de la tierra.

Sexo: Masculino.

Edad: 21 años.

Signo zodiacal: Escorpio.

País de origen: Grecia, se presume que es originario de la isla Canon.

Armadura: manto divino -kamei- de la diosa Athena ver. Male

Divinidad que representa: Athena, diosa de la guerra inteligente.

Divinidad a la que sirve: no le rinde cuentas a nadie, la gente le rinde cuentas a él.

Cargo: Actualmente, estudiante universitario de física.
Además de ello, es candidato a suceder la cabeza actual de su familia, a cual se precia por tener en sus miembros a personas del entorno político -a veces hasta cercanas a la realeza- europeo.

Descripción física: A simple vista es un joven que no tiene que pedirle más a la vida con respecto a su aspecto y su salud. Mide alrededor de 182 cm pesando 77 kg, es de complexión atlética, gracias a los entrenamientos y disciplinas practicadas desde temprana edad es que presenta un cuerpo formado, como continuó con el atletismo aún después de mudarse a Japón mantiene una buena resistencia física. Es de tez clara, con la suficiente melanina como para tolerar los rayos ultravioleta sin fundirse(?). Lleva el cabello liso, más allá de la nuca, alborotado y maleable, de color rojo granate. Tiene los ojos de un tono azul verdoso que se confunde con el color aguamarina y verde primavera, dependiendo de cómo le enfoque la luz, o a veces, por meros estados emocionales. Es de vestirse con casi cualquier cosa que tenga a la mano, pero opta por lucir como cualquier universitario, tendiendo a lo urbano e informal. A veces se le puede ver con lentes de lectura, que no los usa por deficiencias en la vista, son mas como lentes de descanso, para prevenir esos males.

Descripción psicológica:
Spoiler:
Cuando era un niño y vivía en la isla Canon -tiempo del cual tiene pocos o nulos recuerdos, a excepción de algunos donde figuraba una amiga de la infancia- gozaba de un ferviente espíritu de lucha y un valor como pocos poseían para su edad y los tiempos. Además de ello, solía ser transparente con sus emociones y pensamientos, muchas veces actuando en base a las primeras. Era, alguien con altas aspiraciones y que siempre buscaba dar lo mejor de sí mismo, creyendo firmemente que con ello bastaría para provocar un gran cambio en su pequeño mundo, considerando como correcto lo que dictara su juicio. Aquello también le hizo temerario y poco consciente de sensaciones como el peligro y el miedo -más bien, es que le gustaba sentir esas sensaciones, podría decirse que lo impulsaban a dar más- llevándole por un lado al cambio que viviría en el futuro.

Impredecible, difícil de seguir, su ritmo más que disonante es una lista de reproducción aleatoria, no sabes lo que seguirá después. Se puede decir que el pensamiento de Perseo es un cambio de velocidades constante y que alterna según a como reciba la marea. En base a esa naturaleza tiende a hacer las cosas “de la nada” o por puro impulso, sin ponerle más cuidado del necesario y el que amerite. A veces tiende a aburrirse de ciertas cosas por lo mismo, y otras veces a interesarse más de lo normal según sea el caso; lo cierto es que por conocer bien ese aspecto suyo no confía en las primeras impresiones, y no es después hasta “probarlo” que remite en sentencia. No se ve como alguien arrogante, más bien, encuentra su nivel de seguridad como equiparable a lo que se cree capaz de hacer y conseguir, sin pecar de irracional.

Es perfectamente social y carece de problemas para expresarse –de hecho, lo hace tan bien que hasta parte de la gente que le odia queda encantada-, y aunque bien sabe ser agradable y cordial, lo sabe hacer también al otro extremo –y en este, señoras y señores, es pura miel~-. A pesar de sentirse capaz de tratar a casi todo el mundo, es bastante selectivo a la hora de quienes rodearse, sobre todo a la hora de confiar.

De su carácter, se puede decir que difícilmente se le verá enojado, normalmente se muestra o bien de un humor amigable o completa y tajantemente sarcástico/repelente/irónico –allí podría notarse más si está de malas, lo que no quita que esté así para molestar-; pero de reflejar alguna pérdida de control por su parte, casi, podía decirse, que considera inadmisible permitir que alguien lo vea así. Para él la rabia y la tristeza se llevan por dentro y se usan en función de algo que vaya a cobrar en un futuro, por lo que en ese lado sobresale su parte más oscura y vengativa, no le gusta dejar cabos sueltos, ni mucho menos deudas que saldar. Lo de todo tiene su precio y todo acto su consecuencia, se lo toma muy enserio.

Conserva todavía sus cualidades y defectos de antaño, aunque poco se puedan ver de ellas. Cómo la diosa ha tenido un despertar bastante retardado y lento en su interior, poco o nada ha alterado en su personalidad. Algunos de los detalles que tiene en común con la divinidad son la inteligencia, astucia, y el sentido de justicia –a veces un tanto afectado por su juicio personal como individuo- y disciplina que caracterizan a Athena. El amor y fe ciega hacia la humanidad es uno de los detalles que contradicen su paradigma, sin embargo y muy, muuuuy en el fondo considera que si la esperanza es lo último que se pierde, ha de ser por algo.

Gustos:
  • La mayoría de los deportes son de su gusto, su favorito es el atletismo.
  • Las fiestas de buen ambiente.
  • Ver a la gente perder los estribos.
  • Comida picante.
  • Lograr lo que se propone.
  • Los niños, normalmente se lleva muy bien con ellos y es de malcriarlos.
  • Hacer siempre lo que le viene en gana.
  • Tocar la guitarra –acústica o bien la eléctrica-.
  • El cielo nocturno y estrellado, donde se aprecien las constelaciones.
  • La lectura, aunque no se considera un ratón de biblioteca por ello.


Odios:
  • La apatía.
  • Las fiestas formales o de sociedad.
  • Detesta a las personas egocentristas y a los tiranos, pero sobre todo a los que juegan con la esperanza de la gente. Por lo que ya no es de extrañar que vaya a llevarse de las patadas con sus parientes divinos.
  • Las reglas.
  • Aunque sabe que más vale una derrota de donde pueda aprender, no es de su gusto fallar.
  • El poco sentido del humor de ciertos individuos.
  • Hemera.
  • La idea del autosacrificio le revienta las entrañas, más si se trata de alguien que le importa.
  • Cobardía.
  • Las injusticias.


Historia:
Spoiler:
Hemera en nuestro idioma significa luz matinal o amanecer, hace referencia a una diosa de la vieja cultura griega. Si lo piensas bien es una palabra que refleja esperanza, un nuevo comienzo, y que a pesar de que el mundo permanece rodeado de sombras siempre vendrá la luz para esclarecer los misterios e iluminar el camino, barriendo con todo.

Para mí y para mis hermanos esa palabra significa todo lo contrario, y otras cosas menos benignas.

Pero eso no importa ahora, no es sobre lo que padecimos y continuamos guardando en silencio de lo que quiero escribir, sino de los hechos. Quizás el retomar ciertos eventos me ayuden a esclarecer el porqué he recibido tan extraña petición, después de tantos años de ausencia. Siempre he sido una persona curiosa por naturaleza, y me encanta buscar el porqué de las cosas, sobre todo el de individuos tan enigmáticos como Perseo. Confío en que la escritura me ayude a desentrañarlo, y aunque no aspiro a tanto, por lo menos, me daré una idea más clara de la que preciso.

¿Por dónde debería comenzar?, por el principio, aunque dudo que encuentre algo allí. Como la mayoría de los otros fue adoptado, acogido con una pareja dentro de la familia que solo servían de representantes postizos, puesto que de la crianza y educación entera se encargaba el jefe o cabeza de familia, para ese entonces era el abuelo Lisias –nunca nos dejaba llamarlo así, siempre nos referíamos a él como señor- quien hacía la verdadera función de padre, madre y tutor, en un aspecto bastante impersonal con la mayoría. Conmigo era más un profesor que un pariente, pero sé que fue cercano a Perseo porque siempre los veía hablando frente a los rosales, quizás porque ambos tenían cosas en común: venían de la isla Canon, de una tierra humilde, pobre, y que compartía el mundo de los llamados Santos de Athena.

Así es, para mis hermanos y para mí no era ningún secreto. Sabemos que es HOPE en realidad, qué son los guerreros de las constelaciones y sobre todo, que son los dioses. Hemera fue por años una familia que servía de vínculo político con el exterior para con el Santuario, y quizás también sirvió de otras cosas de las que Athena quizás no esté muy orgullosa, aunque en ese momento fuera una bebita y el Patriarca un hombre ambicioso. Y sí, es como se están imaginando, Hemera no tomaba niños cualesquiera bajo su tutela, coleccionaba prospectos de santos con cosmos latente y los convertía en políticos. ¿Verdad que suena descabellado?, lo era, lo es y lo sigue siendo, pero también es coherente que envíes exploradores capaces de defenderse si estás viviendo tiempos de guerra. Creo que con ello ya pueden hacerse una idea de la educación y el entrenamiento que recibimos de primera mano, pero debo decir que ninguno se compara con el de los candidatos al trono.

Ahora que lo recuerdo, hubo algo que siempre me pregunté y fue por el drástico cambio que tuvo Perseo al momento en el que sucedieron todas esas cosas. Sé que como pensaron muchos, no es tan extraño que alguien cambie sus ambiciones de la noche a la mañana y más cuando se trata de un adolescente –debía tener unos 14 años en ese entonces- con el pensamiento volátil. Lo quieren todo y nada al final. Igual, él no me parecía, ni me parece, ese tipo de persona, para mí fue antinatural encontrarme con un Perseo que en lugar de sobresalir como solía se desligara tan brutalmente de todo aquello por lo que se había esforzado, hasta –como dicen muchos de nosotros- descarriarse.

No sé que le habrá dicho esa mujer cuando estuvo esos días aquí, desconozco si los dioses tienen el poder para cambiar la personalidad de alguien, pero estoy casi seguro de que algo tuvo que ver con que Perseo lo abandonara todo y se autoexiliara a Japón al cumplir la mayoría de edad. Él ya había visto cosas, lo sé, cosas que le hicieron morderse la rabia y redoblarse de dolor, lo digo porque yo también las vi, y las sigo viendo, la diferencia es que Perseo ya no se molestaba o reflejaba tristeza alguna, ya no paseaba por los rosales ni decía qué extrañaba a Lisias. Después de ese día en el que supimos que el Santuario se hundió, y la prima Carol acababa de ser diagnosticada con parálisis en las piernas, cuando Perseo despertó del coma, no volvió a ser el mismo, casi podría decir que tenía la cara de a quien le da igual estar vivo.

Fue algo tan impresionante que seguramente solo ver el sol apagarse se le igualaría.

Más que una simple depresión, creo que él vio algo, algo que seguramente le empujó a estar lejos de Hemera, lejos de Grecia, lejos de nosotros. Todos sabemos cómo Perseo adoraba a Carol, y que una de las razones para convertirse en la cabeza como Lisias era para “hacer las cosas mejores” y borrar todo aquello que consideramos injusto, o simplemente no nos gustaban. Lo de Carol debió solo ser un catalizador para lo que le atacó después, y el accidente la excusa para crear el escenario perfecto donde un Perseo moría y el otro nacía.

O tal vez, era otra persona quien entraba en él.

Es posible que suene drástico, pero que ahora me pida sus informes médicos de esos días, las grabaciones de los trances y otros detalles que se relacionan con el accidente –lo llamo así porque intento de homicidio suena más comprometedor- me lleva a pesar que definitivamente algo tiene que ver Saori Kido con su cambio, y las razones por las que escogió específicamente la misma ciudad donde se encuentra la fundación Gradue como vía de escape.

No sé qué estarás buscando, Perseo, y tampoco sé si quiera averiguarlo, pero sospecho que si tiene que ver con la que fue Athena en vida, estás comprometiéndote en un asunto demasiado peligroso. Por prevención, quemaré este cuaderno, incluyendo el bolígrafo con el que escribo. Ambos sabemos que si antes Hemera era sombría, actualmente es un sol eclipsado por la presencia de esos dioses que tomaron el control del mundo. El actual líder está interesado en tu vuelta, y eso solo hace que se me ericen los vellos de la nuca, porque confirma gran parte de mis sospechas. Confirma que si estás averiguando cosas, ellos ya van tras de ti.

Ten cuidado, hermanito.

Siempre tu confidente, Julius.

Habilidades especiales:
Spoiler:
{θεία σύμπαν} Cosmos divino: como todo dios, Athena posee un cosmos superior al de cualquier humano o santo que va más allá del séptimo, octavo y noveno sentido, permitiéndole no solo moverse a una velocidad superior a la luz, sino además de teletransportarse y llevar consigo a sus santos mediante ello. El cosmos divino también ejerce cierta presión en los humanos cuando es usado en defensa, obligándoles a imposibilitarles el movimiento, aunque ya es sabido que ha habido sus excepciones con santos experimentados. Mediante este cosmos puede comunicarse con sus santos sin pronunciar palabra alguna, algo similar a la telepatía pero hablando al cosmos del otro y no a su mente en específico. En Lost Canvas se vio como mediante el cosmos de Athena la flecha de Sagitario adquiría mayor poder y sin fallar atinaba a su blanco, por lo cual se puede decir que este cosmos también funciona como soporte en técnicas efectuadas por los santos y la misma diosa.

Se dice que Athena posee uno de los cosmos más cálidos y gentiles de entre los dioses, raras veces se muestra agresivo o iracundo, siempre revela pureza y determinación a la hora de plantarle cara a sus enemigos sin perder su candidez.

{θεία του αίματος} Sangre divina: En ocasiones se ha usado la sangre de la diosa gracias a sus propiedades divinas, capaz de otorgar la inmortalidad a costa de un precio considerable –el caso del Misopheta Menos- así como de sellar e interferir en el poder de otras divinidades por tiempo limitado. Esta sangre además de ello puede dañar a otros avatares de dioses si entra en contacto directo.

{σωματική επιδεξιότητα} Destreza física: Al ser la diosa de la guerra y a su vez residir en el cuerpo de alguien que se mantiene activo física y deportivamente, posee una destreza bastante superior en sus movimientos corporales, siendo capaz de aprender sin mucha dificultad artes de defensa personal y de adoptarlas como movimientos naturales, incluso pudiendo perfeccionarlos y emplearlos a un ritmo diferente. Un atributo que ha aprovechado la diosa de la misma capacidad innata de su recipiente es el cambio de velocidades en su cuerpo (no solo de pensamiento, también lo puede reproducir en su ritmo físico), siendo capaz de acelerar y desacelerar con facilidad haciendo sus movidas impredecibles y un tanto confusas en una lucha cuerpo a cuerpo.

{Μεταπτυχιακό όπλων} Maestría en armas: Athena desprecia las armas, pero eso no le resta la falta de conocimiento sobre su manejo, es sabido que en su primera y hasta ahora única guerra contra Ares la diosa levantó la prohibición del uso de armas para combatir a los berserkes. Su recipiente puede maniobrar sin problemas el arma que caiga en sus manos, o incluso usar objetos comunes como tales, pero hablando en términos más serios, no tendría dificultad alguna en el uso de armas divinas como la Niké y el escudo de la victoria.

{Kουκουβάγια μάτια} Ojos de búho: Conocer a tu enemigo es lo primordial. Gracias a los atributos como la inteligencia y sagacidad que caracterizan a la diosa, mediante la observación y el uso de sus desarrollados sentidos, tiene la capacidad de aprender con rapidez la actuación del cosmos sobre la materia, y por tanto puede conseguir contrarrestarlo mediante una respuesta aceptable –dependiendo del oponente si es un dios o las mismas circunstancias, es algo que varía-. Se puede decir que la mirada de la diosa goza de una perspectiva múltiple, algo como ver por momentos los hechos desde muchos ángulos a la vez. También funciona como filtro de ilusiones, las cuales se vuelven leves o completamente ineficaces contra él.

{ακρίβεια} Precisión: La fuerza de su cosmos no se basa en poder mayoritariamente, la verdad es que influenciado un tanto por el avatar en el que reside, Athena ha encontrado bastante favorable aprovechar el factor de punto de quiebre en la materia, más que el de potenciar los ataques para obtener un resultado efectivo gastando mayor energía. Por lo que una de sus habilidades es la de saber concentrar su energía en un punto bastante preciso para lograr un daño mucho mayor sin despilfarrar energía.

{στρατηγική} Estrategia: Se le considera como la diosa de la guerra inteligente principalmente por su habilidad estratégica en el campo de batalla, en la cual hace valer más la astucia y pericia que el poder. Gracias a esto es que en el mito salía airosa en sus batallas y Ares y la otra larga lista de dioses jamás pudieron derrotarla aunque el crédito se lo lleve ella, los santos hicieron el trabajo sucio, yo lo sé(¿?).

Técnicas:
Spoiler:
{ρήξη} Ruptura: considerado como su ataque base, consiste en la acumulación de cosmos en todo el cuerpo, siendo más concentrado en las extremidades, el mismo se manifiesta como una fina aura dorada en toda la silueta. Perseo mediante su análisis identifica los puntos óptimos de su o sus rivales y deja escapar –en una media- alrededor de 100 millardos de golpes a una velocidad que supera la de la luz, también durante la ejecución de la técnica puede retardar o aumentar la velocidad y variar el número de impactos según su gusto gracias a su buen manejo de la aceleración/desaceleración, y por lo mismo, puede frenar y retomar el ataque a placer sin que el cambio de acciones le reste tiempo de reacción. En consecuencia, consigue destrozar en un altísimo porcentaje los átomos de aquello que golpee.

Esta técnica ha sido acusada de bajeza porque la diosa se atreve a golpear con las manos desnudas directamente a sus rivales sin el uso de sus armas divinas, tocándolos y “machándose”, tal y como lo hace sus santos. Que se sepa que a Perseo y a ella les da reverentemente igual, y al primero le encanta la idea de romperles las muelas a los dioses con las manos desnudas, según él, así les duele más en todo el sentido que abarca la palabra.

{ανακατεύθυνση} Redirección: esta técnica puede ser usada como soporte para sus santos, ya que consiste en el cambio de dirección al realizar un ataque basado en puro cosmos. Athena puede tomar su energía propia y la de sus santos, o toda aquella que se le preste como ayuda, para trabajarla en uno o varios puntos precisos, sin importar si esta está a un microsegundo de impactar, puede detenerse y obedecer a su influencia rompiendo cualquier ley física existente. De ahí en adelante puede darle la función que le plazca, y la forma de ataque que mejor le convenga.

{Niké επευφημία} Ovación a Niké: empleando su báculo, la diosa concentra su poder en este, en forma de aura dorada, pudiendo manejarlo con distintos propósitos. El principal, por así decirlo, sería el de ser usado como ataque con la capacidad de atravesar cualquier defensa, muro, barrera, armadura que se precie de impenetrable, y puede presentarse como múltiples estocadas veloces, o como una sola, que por lo general siempre golpean a su o sus objetivos previamente fijados. El ataque puede ser usado como de corta a larga distancia, y en la modalidad de espada o lanza. Como espada la mantiene consigo, y como lanza, arroja la Niké teniendo previa idea del objetivo y, sin importar las leyes físicas que deba cargarse(?) buscará atinar a su objetivo, y regresará por el llamado de Athena a su mano. La forma del ataque puede verse como un solo y enorme haz dorado, o como una ráfaga de flashes dependiendo si es una o muchas estocadas. Se aclara que con esta técnica, similar a Ruptura, tiene pleno dominio de su aceleración/desaceleración y el cambio de velocidades inmediato.

{ασπίδα της νίκης} Escudo de la victoria: Mediante el escudo que acompaña a su armadura o la invocación de este en el campo de batalla, Athena puede protegerse de casi cualquier tipo de ataques directos o indirectos. El escudo es una defensa prácticamente absoluta y puede abarcar un amplio radio, así como una cantidad considerable de sus santos para protegerles por igual –siempre que estén dentro de la zona- se estima que son unos 30 a 50 metros manteniendo su 100% de efectividad. Perseo puede llamar al escudo, así no lo tenga con él, y este acudirá de inmediato materializándose, usualmente la defesa se presenta como una cúpula dorada y cándida que nada debe envidiarle a ninguna otra defensa divina. El escudo se mantiene dentro de esta, ya que en realidad esta barrera es una proyección del poder del escudo y la diosa misma.


Armas:

Báculo Niké: conocida como el arma ofensiva principal de Athena y que siempre la acompaña en todas sus guerras, es la representación de la diosa de la victoria que siempre lleva en la palma derecha. El borde superior de la cabecera dorada es altamente afilado y con el poder concentrado de la diosa es tan capaz de atravesar la materia como si cortara mantequilla.

Niké no solo es empleada para la batalla, también para la sanación. Mediante el benigno cosmos de Athena puede sanar e incluso salvar la vida de un santo o persona moribunda, e instarle a levantarse de nuevo.

Escudo de la Victoria: es la defensa definitiva y más efectiva de la diosa, pues fue hecho para bloquear todo aquello que pretendiese dañarla en batalla. Es conocido por siempre traerle la victoria a la diosa y porque su uso en la guerra santa siempre es determinante para el triunfo, así como el manto divino. Actualmente el escudo permanece extraviado –puesto que se hundió junto con la estatua de Athena y el Santuario- pero todavía obedece al llamado del avatar de su diosa, así que no le resta el poder aparecer en combate.

Debilidades: Tal como ocurre con los avatares, el poder de un dios y su uso continuo fatiga el cuerpo humano que usan para residir, lo mismo ocurre con Perseo, especialmente por el continuo cambio de velocidades que usualmente hace, produce fatiga muscular. Un sobreesfuerzo le equivale a no poder moverse por el dolor del después.

Otra debilidad que se debe considerar, es que la diosa no se encuentra actualmente despierta en él, y aunque lo estuviera, se previene por la personalidad fuerte de su recipiente que la influencia de la diosa no alteraría demasiado de su personalidad, lo cual puede dejar al descubierto sus debilidades humanas y dudas al respecto del paradigma benevolente. Su adicción al caos y romper las reglas que en su personalidad se encuentra latente son ejemplos claves. Esas tentaciones un tanto extremas pueden considerarse como puntos flacos –o quién sabe, también pueden traer su beneficio(?)-.

Datos anexos:
  • Aparte del atletismo, a veces practica fútbol americano y baloncesto callejero.
  • Da la ilusión de que siempre tiene tiempo libre, y es porque distribuye muy bien este entre sus múltiples actividades.
  • A pesar de que sabe de la existencia de dioses y seres superiores, le ha servido para no creer en ninguno en especial.
  • Sabe tocar varios instrumentos musicales, pero su predilecto es la guitarra. Tiene una Marshall, y a veces hace de guitarrista en toques locales cuando se lo piden o debe suplir a alguien conocido. También tiene conocimiento de varios idiomas como el griego –siendo su lengua madre-, inglés, alemán, japonés, latín, italiano y un poco de danés.
  • Como sus hermanos, tuvo y tiene conocimiento del uso del cosmos, aunque como humano –quitando el lado divino- es tan regular como cualquier esbirro de poca monta.
  • Actualmente vive en el último piso de un edificio que sirve de residencia para universitarios, en lo que antes era un sótano, cosa que le facilita mucho salir y mirar el cielo a través del telescopio.
  • Tiene buena resistencia al alcohol.
  • Gracias a una beca es que puede pagarse la universidad, el resto de los gastos corre por cuenta de un empleo de medio tiempo como bar-tender por las noches y algunos trabajitos ocasionales.


Imagen del personaje:
Spoiler:

Físico al que pertenece la imagen:
Original – Katase0708 {artista de zerochan}.

Code: Mephistos
avatar
Perseo
Dioses
Dioses

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 16/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Atenea: diosa de la guerra justa} just call me Perseo.

Mensaje por Chaos el Miér Ago 22, 2012 10:17 pm

Ficha Aprobada~~

Puedes pasar a responder tu audición aquí: http://sshg.foroactivo.mx/t101-audicion-de-perseo#441
avatar
Chaos
Admin
Admin

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 22/03/2012

Ver perfil de usuario http://sshg.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.